Desconexión automática

No es lo normal, la desconexión debería ser automática. Sin embargo, continúo mirando hacia otro lado para poder caminar en línea recta.

Donde antes solo había lágrimas, ahora por primera vez hay risas. Sonrisas en un pequeño bote que se abre para recordar la receta de la felicidad.

Empezando a recorrer este sendero, aún no llego a ver el lugar dónde acaba, aunque tampoco creo que tenga final. Cada bifurcación que escojo representan una vida con una opción menos.

Gritos desde el fondo de mi corazón buscan una respuesta más intensa. Respiro con dificultad entre los árboles de las razones que deberían llevarme a olvidarte.

Siento la mirada de las nubes a cada paso que doy, juzgando lo que hice mal. Intentando guiarme hacia la salida sin suerte. La cabezonería de una niña que no sabe lo que desea, pero quiere desear.

Pero el miedo no volverá a recorrer mi cuerpo jamás. Con inseguridad pero con paso firme, aun sabiendo que me puedo equivocar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: